Muack

Muack

domingo, 22 de febrero de 2009

DEEP GRAY SEA

Este es un mar… una mar gris hecho del polvo y lágrimas, de cenizas y sangre.
Es denso y artificial lleno de cadáveres que casi flotan a la superficie y que mantienen fresco el olor a putrefacción.
¡No lo intentes! Ni en la orilla.
¡No lo mires! Se sonroja.
No es maleable se encuentra inmerso dentro de si.
Se encuentra en un frasco amorfo y tiene sentimientos – no pensamientos-
No comparte y no analiza solo expresa.
¡No lo dañes! Te maldice.
¡No lo mires! Te conmueve.
Este es un mar… cuya existencia se basa en el principio general de la vida – no lo se-
No te ama solo observa.
Procura distanciarse en ese momento en el que tu lágrima se acerca a él y debe cambiar una ves más su humor para adaptarse al ambiente.
Su amor se fue, murió y no logra recordarlo.
Ha pedido morir pero estará ahí hasta el fin de todo viendo cada parte de la destrucción, des-moleculizandose e invadiéndonos tristemente, sonriéndose hacia el pasado y convirtiendo la vida en su sueño perfecto –en solo si-
Este mar… es un mar gris hecho de todo lo que deseamos hacia ti, hacia mí, hacia ellos y no solo se avergüenza de si mismo, si no, de lo que lo has hecho sentir, del odio que lo consume por ti, por mí, por ellos.
¡No lo toques! Te tragará.
¡No le temas! Tú lo creas.
En la noche cuando caza huele tus miedos, lo alejan tus anhelos.
¡No le mientas! Él lo cree.
¡No te engañes! Llegara el momento.
Sus lamentos retumban como una tortura, como un bebe que perdió a su madre, por que tuvo que comerla para sobrevivir y no se perdona, se siente solo y abandonado, se siente único y desafortunado.
No comprende lo que hace y se esta obligado a acompañar a la Muerte y probarla a cada instante, enamorándose aun mas de ella cada que lo deja –sabiendo que siempre regresará y la besará-
Este es un mar… es un mar inexistente, sublime y subyacente a ti, a mí y a ellos.
¡No lo ames! Él se irá.
¡No lo olvides! Él te teme.