Muack

Muack

domingo, 22 de febrero de 2009

DEEP GRAY SEA

Este es un mar… una mar gris hecho del polvo y lágrimas, de cenizas y sangre.
Es denso y artificial lleno de cadáveres que casi flotan a la superficie y que mantienen fresco el olor a putrefacción.
¡No lo intentes! Ni en la orilla.
¡No lo mires! Se sonroja.
No es maleable se encuentra inmerso dentro de si.
Se encuentra en un frasco amorfo y tiene sentimientos – no pensamientos-
No comparte y no analiza solo expresa.
¡No lo dañes! Te maldice.
¡No lo mires! Te conmueve.
Este es un mar… cuya existencia se basa en el principio general de la vida – no lo se-
No te ama solo observa.
Procura distanciarse en ese momento en el que tu lágrima se acerca a él y debe cambiar una ves más su humor para adaptarse al ambiente.
Su amor se fue, murió y no logra recordarlo.
Ha pedido morir pero estará ahí hasta el fin de todo viendo cada parte de la destrucción, des-moleculizandose e invadiéndonos tristemente, sonriéndose hacia el pasado y convirtiendo la vida en su sueño perfecto –en solo si-
Este mar… es un mar gris hecho de todo lo que deseamos hacia ti, hacia mí, hacia ellos y no solo se avergüenza de si mismo, si no, de lo que lo has hecho sentir, del odio que lo consume por ti, por mí, por ellos.
¡No lo toques! Te tragará.
¡No le temas! Tú lo creas.
En la noche cuando caza huele tus miedos, lo alejan tus anhelos.
¡No le mientas! Él lo cree.
¡No te engañes! Llegara el momento.
Sus lamentos retumban como una tortura, como un bebe que perdió a su madre, por que tuvo que comerla para sobrevivir y no se perdona, se siente solo y abandonado, se siente único y desafortunado.
No comprende lo que hace y se esta obligado a acompañar a la Muerte y probarla a cada instante, enamorándose aun mas de ella cada que lo deja –sabiendo que siempre regresará y la besará-
Este es un mar… es un mar inexistente, sublime y subyacente a ti, a mí y a ellos.
¡No lo ames! Él se irá.
¡No lo olvides! Él te teme.

lunes, 16 de febrero de 2009

Buuuuuuuuuuuuuuuu!!!!!

¿A que le temes?

Acaso a ese gran payaso que viste cuando eras pequeñita e inocente, metiendo la mano en su gran overol para sacar un globito largo estirarlo e inflarlo, solo recordando que unos minutos antes viste a la persona sin maquillaje abriendo la bragueta de su pantalón y sacando su pene y sacudiéndolo mientras recargaba su puño en la mesa donde jugaste antas veces, movía la cabeza en círculos haciendo muecas y gimiendo… maquillándose con una erección y transformándose en un ser que estaría en contacto con tantos niños que atraía con esa vos fingida.

O acaso a ese día de aburrimiento total en el que dabas vueltas y vueltas por el pasillito de tu casa pisando el mosaico flojo, cambiando el canal de tus 6 asquerosas opciones, moviendo tus piernas en el aire, brincando en la cama, ojeando las mismas revistas viejas, revisando los cajones de la alacena, haciendo ruiditos con tu boca y pensando la forma de salir para distraer tu mente… cuando lo único que te advirtieron fue: -No hagas ruido, quiero dormir-. ¡Ooh! Cielos gran error cuando tu padre furioso se levanta para darte una paliza llevarte a tu habitación tirarte sobre la cama mientras sus gritos pasmaban tu rostro, contenías un alarido para empezar a llorar y tu corazón se salía de impacto al ver su rostro endemoniado, maldiciendo mientras se alejaba, provocando que se enfadara todo el resto del día y no te permitiera hablarle.

Tal ves de esa ocasión en la que caminando en la madrugada sola y triste con la mirada baja notaste, que alguien te seguía pero no volteaste solo aceleraste el paso y cambiaste el rumbo sin fijarte hacia donde te dirigías…y… la sombra seguía detrás de ti los pasos se marcaban cada ves mas y mas y mas hasta poner tus nervios de punta y soltar gotas de sudor desde el inicio hasta el final de tus extremidades… solo ¡voltea! Y descubre que era un perro… considerando que hubieras preferido que fuera una persona por aquella fobia horrorosa… buscaste una roca en el suelo para arrojarla y no sentirte tan indefensa.

Le temes al sol por la hipo alergia.

Le temes a las multitudes y a los choferes de microbús.

Te temes a ti misma cuando no logras detener el llanto.

Al olor de llantas quemadas y a los cuetes.

Te aterra que alguien por la espalda te haga ¡¡Buu!!

Le temes al pasado, te paraliza el futuro y no logras asimilar el presente.

Te asustan los ruiditos en la mañana cuando el vecino prende su bomba y sube y baja sus escaleras.

Evitas a toda costa tener contacto con las albercas y ó mar, lagos, ríos etc.

Vomita la sandía y el mole poblano.

Le temes a los barros premenstruales.

¡¡¡Pppffff!!!

Etc.… etc.… etc.… etc.… etc.…

Chan chaaan

domingo, 1 de febrero de 2009

MULTIFACES











TRACK #8

Apenas recuerdo cuando comencé a sentir esto, he llegado a pensar que siempre estuve esperándote, alguien como tú. No he logrado olvidar esos suspiros que me inundaban profundamente, y no era más que el hecho de tenerte frente a mí tan cerca que mi visión comenzaba a nublarse y solo podía cerrar los ojos.

Ayer note que debajo de esa gran pose se ocultaba un ser temeroso y lleno de inseguridades, note las pausas que hacia al caminar y la forma en que se detenía a observar a las demás personas, pero jamás estuve involucrada jamás logre provocar nada en ti, una ves mas solo fue mi ego absurdo mintiéndome e involucrándote.

Aun no distingo si ese grito que salió de mi garganta aquella noche en la que no podía dormir y mis manos se adhirieron a mi rostro y no me atreví a desprenderlas; no, me dije, no hasta que me saque este absurdo pensamiento de la cabeza… toda la noche derramando sangre y lagrimas hasta sentirme tan vacía, sin sentir dolor ya, perdiendo el sentido una ves mas.

Después de un largo rato de seguirme cuestionando el por que nunca podría, nunca he podido tener aquello que mas deseo, maldita tolerante, estúpida ingenua, cuando las heridas estaban tan frescas no debí, aun no era tiempo para limpiar lo derramado, aun no.

Si me pregunte que fue lo que sentí al escuchar eso de ti por primera ves, no podría recordar, no podría siquiera pensar en eso, me vienen tantas imágenes a la mente, tantas sensaciones que hacen que mi piel se comprima, que mi espalda se encorve y que mis labios vuelvan a temblar como esas noches que dormía en medio de la basura recargada sobre un viejo televisor esperando escuchar un ruido que me hiciera sentirme acompañada.

Todo lo que pase para poder tener unos cortos momentos de felicidad, aaahh un largo silencio, aaahh una larga espera, definitivamente no eres el único, yo quería que fueras tu el que me derrumbara, no de esta forma y no logre encontrar lo que quería en ti, jamás logre mantener la respiración.

Hoy logre despertar solo con un pensamiento en la mente y solo imaginaba una persona cerca de mi aquella con la que había estado soñando, jamás tome importancia de tantas cosas, de tantos detalles a los que debí.

Cuando él dijo que esos solo eran comentarios no pude evitar sentirme aliviada, no pude evitar olvidar todo ese dolor que había construido, oh cielos derrumbo todo de mi. Cuando logre escribir algo que me hiciera sentir feliz. Cuando note que era la ausencia la que me dañaba y que no era un detonante físico. Cuando note de nuevo lo sola que estaba, una y otra y otra y otra vez. Cuando el no me miró mientras yo decía eso tan importante una de un millón de palabras que en verdad tenia un mensaje como los que suelo soltar pero que nadie ha logrado descifrar, y era tan claro y solo siguió su camino y termino todo. Cuando sentí que aquello que apenas logre depositar en un lugar seguro solo se desplomó. Cuando me vi en el suelo intentando recuperarlo. Cuando una ves mas note que había llegado al mismo punto al que siempre he huido y esta ves había caído profundamente, cuando me vi girar en ese túnel, cuando sentí que me desgarraban la ropa, cuando grite y el eco lastimo mis oídos, cuando reí de esa manera tan fingida y cuando al ver mis manos sentí vergüenza por que no tenia la fortaleza para ponerme en pie… fue entonces… cuando ya no sabia que mas hacer…

Por favor hazme sentirme a salvo, hazme creer una ves mas, si necesito morir de alguna forma me gustaría solo así… una vez más me he entregado a la corriente de un profundo rio al que tanto temo. Debí detenerme mientras las señales aparecían, jamás pensé que podría desprenderme de mi solo para golpearme constantemente con ese muro de piedra tan frio, solo corría hacia el esperando… no se que esperaba, realmente no lo se, nunca supe como comenzó a, nunca conocí el lugar donde estaba situada y aun así me sentía resguardada, definitivamente me he perdido en un espacio que yo misma construí, que solo existe dentro de mi y que nadie comprenderá, solo avanzo contra corriente esperando encontrarte.