Muack

Muack

martes, 27 de enero de 2009

EL AUSENTE

El ausente que en mi habita relaciona cada parte de su ser con lo que el ha construido, está.

Si se reprocha el motivo de su carencia de emociones, alega haber sentido un exceso de ellas, el planteamiento en su argumento esta basado en el aplanamiento de sus emociones y en la carencia de oportunidades para demostrarlas.
El rechazo solía afectarlo pero ahora es lo que mas espera, aislarse sin motivo aparente para pensar en todo lo que ahí dentro aqueja.
La forma en que mira a la nada podía no solo indicar su desesperación por mostrar solo “algo”.
Insistentemente provoca mi ser y me invita a rodearlo para sentirse cálido, para sentir “algo”.
La desesperación invade por el simple hecho de no controlar lo incontrolable.
Incomunicado e insaciado, nada será suficiente para su necesidad de vivir.