Muack

Muack

domingo, 12 de octubre de 2008

Viviane Nathan

SE ME ANTOJA
Se me antoja que la vida es hermosa,
sintiéndola entera, profunda - ilimitada bajo la piel –
se me antoja inventar una manera nueva de decirte mil cosas
y siempre termino sonriéndote en silencio, sonriéndome,
sin fin una sonrisa –yo– toda vertical.

FINAL DE UN POEMA
Dejaré las notas en su sitio,miraré más allá de los objetos,
cantaré hacia adentro, como siempre,
lloraré hacia fuera,tomaré el peso acostumbrado de mi cuerpo, giraré los pasos:el futuro es un enigma...
Sentiré no sé qué cosasy en las cálidas noches de estas tierrasdormiré como muchos,
con los ojos abiertos,con el alma despiertay mis pies sólo cubriendo la cama, en silencio.
Yo no sé conjugar los infinitos verbosdel idioma eterno...
No te conozco, compañero.
Mi vida es agradable comparándola con otras,pero es escasa frente a mis expectativas.
Por eso te cuentoque cruzaré la vereday callarécomo siempre,
para que nadie se ría,para que nadie cuestione,
para que nadie sepa lo sola que me siento.

CONFIESO
Siento no tener el equipajeque exigen todas las absurdas circunstancias.
Me excuso por las cien torpezas diarias,
por los errores grandes y chiquitos,
por la bella tontería,por la cuerda voluntad de mi vergüenza.
Soy aldea pequeña, de diminutos espacios,
selvas y llanuras adornadascon flores que tiemblan silenciosas.
Soy la dulce respuesta de la pregunta que no nace.


VOY A APAGAR LA LUZ
Voy a apagar la luz para quedarme a oscuras con tu rostro,
para inventar de nuevo aquel instante: Intimidad etérea y fulminante,
piel en la voz, voz en el canto, en la mirada...
Voy a apagar la luz porque la oscuridad me obliga a dibujarte,
me da la dulce libertad de juntar las ternuras,
de calcar las ansias y borrar las soledades...
Voy a apagar la luz para pensar en ti.

POST-DATA
Fervienteen los inmensos templos de la vida,
en las calles,
bajo los techos,
por encima del sol-entre los dedos-.
Tierno.
Sobre el alma: dulce y silencioso.
P.D. Así es mi amor.